Nissan Ávila evita el cierre y pasará a hacer piezas de recambio

16 junio, 2017
Comments off
67 Views

Expansión

 

La planta de Ávila de Nissan no cierra. Tras una jornada maratoniana, a las 02:35horas de ayer se hacía oficial un preacuerdo para reconvertir la planta. Pasará de ensamblar camiones a producir piezas de recambios para las marcas Renault y Nissan. Para ello, la fábrica de Nissan Ávila quedaría integrada en el Polo Industrial de Castilla y León de Renault, donde la francesa cuenta con tres fábricas, dos en Valladolid y una en Palencia.

El preacuerdo fue ratificado por los 471 trabajadores de la factoría ayer por la mañana en una asamblea en la que el Comité de Empresa les informó de los términos del acuerdo. Empresa y sindicatos se han dado de plazo dos semanas para cerrar los flecos.

La reconversión de la planta abulense para evitar el cierre pasa porque dejará de fabricar el único camión que hace en la actualidad, el NT400, en el año 2019 para pasar en 2020 a suministrar piezas de recambios a las marcas Renault (70%) y Nissan (30%). A cambio, la empresa invertirá 40 millones de euros en la transformación.

De ahí la premura en llegar al acuerdo, según la empresa, “para empezar cuanto antes a hacer las nuevas naves y a cambiar las líneas”. Los trabajadores en cambio, opinan que la premura responde sólo a un ahorro de costes tras una “desastrosa” gestión.

La condición sine qua non para que la empresa ejecutase la reconversión era que los trabajadores se acogieran ya al convenio de Renault en Castilla y León. Este ha sido el máximo escollo en las negociaciones ya que el traspaso supone una pérdida salarial para los empleados de Ávila.

El preacuerdo incluye la petición de los empleados de que todos los trabajadores tengan una pérdida salarial igual, ya que en función de la reconversión habría algunos que no perdieran nada mientras que otros, verían reducida su masa salarial hasta ese 30%.

Además, el acuerdo contempla que la empresa dé un bono de compensación de hasta 3,5 veces la pérdida salarial que tenga cada trabajador. Es decir, si un trabajador pierde 5.000 euros, recibirá un pago compensatorio de 17.500 euros. La empresa sólo quería dar 2,5 veces de compensación y los trabajadores pedían 4 veces.

LA FÓRMULA DEL ERTE

También se ha incluido una premisa por la que se minimizan los traslados mediante un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (para formación) con complemento hasta el 100% del salario. Dado que la demanda del camión NT400 que se fabrica en la actualidad ha caído, hasta 2019, la fábrica tendrá un excedente de trabajadores. Entre dirección y sindicatos se ha acordado esta fórmula “como garantía de empleo para todos los trabajadores de Ávila”.

La plantilla actual conservará sus derechos de antigüedad y continuará generando plusvalías hasta un máximo de cinco quinquenios.

Aquellos trabajadores que no quieran integrarse en el convenio de Renault se podrán acoger a un plan de bajas incentivadas de 50 días por año trabajado, aunque la cifra de días es todavía uno de los flecos por cerrar.