Montenegro vuelve a la construcción naval con el contrato de un buque de pasaje luso

5 marzo, 2018
Comments off
741 Views

Faro de Vigo

 

La factoría, centrada en estos últimos años en reparaciones y transformaciones, hará un barco rabelo para navegar por el Duero

Astilleros Montenegro está de vuelta. La histórica factoría de la bajada a Ríos (Teis), que en 2010 entró en concurso de acreedores por impago de los extintos Astilleros MCíes y que a punto estuvo de hacerla desaparecer, acaba de firmar su primer contrato de construcción naval después de años centrada en la reparación y transformación naval. La empresa construirá un barco de pasaje de 23 metros de eslora para un armador portugués, con capacidad para transportar hasta 90 pasajeros por las aguas del río Duero. El director de Montenegro, Fernando Armada, no oculta su satisfacción por el pedido: “Un astillero no es astillero si no se construyen barcos”.

Montenegro superó con nota el proceso concursal y en los últimos años se había convertido en un referente en reparaciones y transformaciones de buques de hasta 30 metros de eslora, con una media de 70 trabajadores entre personal propio y de auxiliares. Una prueba del buen hacer de sus gradas fueron los trabajos realizados a bordo del megayate Tumberry C, de 46 metros de eslora y propiedad del coruñés Juan Carlos Rodríguez Cebrián, sobrino del fundador de Inditex.

Montenegro también ha realizado varios alargamientos de pesqueros, pero le quedaba la espina de volver a la construcción naval. El pasado 27 de febrero logró al fin quitársela con la firma de un barco rabelo (embarcación típica portuguesa para cruzar las aguas del Duero; en origen, destinadas al transporte de barriles de vino y personas) de 23 metros de eslora por 5,4 de manga, con capacidad para 90 pasajeros y 2 tripulantes, y con casco de acero. Los trabajos comenzarán de inmediato, y la entrega está prevista para el próximo mes de julio.

“Es un barco de pasajeros destinado a rutas turísticas en el río y se construirá en chapa de acero naval, imitando la construcción tradicional de este tipo de embarcaciones de madera”, comenta Armada, que apunta que la construcción completa del barco se realizará en las instalaciones de Teis según normativa e inspección de la Administración Portuguesa.

En las gradas de Montenegro se han llegado a construir más de cien barcos en sus 78 años de vida (la empresa naval se constituyó en 1940), de entre 18 y 70 metros de eslora, sobre todo pesqueros (palangreros como el Dadimar y buques arrastreros como el Monte Meixueiro), pero también oceanográficos y de investigación marina ( Vizconde de Eza, Emma Bardán…) y yates ( Centium, Samurai One) en la etapa compartida con MCíes.