Las auxiliares Navaliber y Aister se adjudican la habilitación del ferri de Vulcano, en la recta final

13 marzo, 2018
Comments off
587 Views

Faro de Vigo

 

Emplearán a más de 100 personas

La portuguesa Vianadecon también participa

Las pruebas de mar, previstas para final de mes

El ferri que construye Factorías Vulcano para Trasmediterránea está en la recta final. Desde el astillero han informado de que ya están previstas las pruebas de mar para final de mes y los trabajos se intensifican en las gradas, incluidos los que se realizan en el interior. Según ha podido saber FARO, la firma ha adjudicado a la viguesa Navaliber y a la moañesa Aister la habilitación del buque. Entre las dos emplearán a más de 100 personas en el astillero, a las que se suman las de Vianadecon, auxiliar portuguesa que también participa en el proyecto.

En lo que respecta a Navaliber, se han adjudicado la ingeniería de desarrollo de habilitación, así como la fabricación propia de paneles, techos y puertas. La firma, que también se adjudicó la habilitación del crucero ultrapremium de Hijos de J. Barreras, se hizo de esta forma con el suministro y montaje de los espacios públicos (salones de butacas -uno de ellos VIP- con ventanales a proa que cubren dos cubiertas, autoservicio, recepción, guardería, etc.) y de las cubiertas exteriores, incluyendo la habilitación para la piscina, solárium, los bares o las carpas.

A través de Exacta, otra empresa del grupo, también realizarán los trabajos de aire acondicionado, ventilación y tubería sanitaria. Entre las dos sumarán 70 personas en el astillero.

En el caso de Aister, la empresa ha informado de que realizarán los trabajos de habilitación para los camarotes de pasaje y tripulación, que alojarán hasta un total de 300 personas en los 139 metros de eslora que tiene el buque. De la misma forma, serán también los responsables de los comedores de tripulación y otras zonas comunes con una superficie total de unos 2000 metros cuadrados.

En el aspecto decorativo, harán todas las zonas de tripulación. En este sentido, apuestan “por una decoración moderna y con tonos claros que reflejan la luz y generan la sensación de mayor amplitud” en los comedores, camarotes y pasillos. En total emplearán a unas 50 personas.