La Armada española formará en Ferrol a las dotaciones de las corbetas árabes

16 abril, 2018
Comments off
138 Views

La Voz de Galicia

 

Será el mayor programa de apoyo a una marina extranjera hasta el momento

Aún no se ha firmado el contrato para la construcción, por parte de Navantia, de cinco corbetas para la Armada de Arabia Saudí, pero la compleja maquinaria colateral que acompaña a este tipo de acuerdos ya se ha puesto en marcha. Así, en los últimos años, los pedidos para marinas de otros países que han firmado los astilleros públicos han implicado también a la Armada española, y en esta ocasión tampoco es una excepción. Una vez que Navantia haya cerrado el contrato de construcción de los cinco barcos, la Marina española suscribirá con la de Arabia Saudí un acuerdo técnico para prestar todo tipo de apoyo durante la ejecución del programa, que implicará unos cuatro años de trabajos para cerca de 6.000 empleados, tanto directos como auxiliares.

Un acuerdo que, según reseñaron fuentes de la Armada, supone para esta un esfuerzo significativo, por cuanto será el mayor programa de apoyo a una marina extranjera hasta la fecha, en el marco de su compromiso con la industria nacional.

Aunque la construcción de los barcos se efectuará íntegramente en la factoría de San Fernando (Cádiz), el contrato -que el Ministerio de Defensa confía en que se cierre en las próximas semanas- también tendrá repercusión en Ferrol, ya que parte de la formación de las dotaciones se efectuará en las escuelas militares, la Antonio de Escaño y la Escuela de Especialidades de A Graña.

Pese a que todavía no está cuantificado el número de marinos saudíes que recibirán ese adiestramiento en la ciudad, fuentes cercanas a este contrato aseguraron que serán centenares los que pasarán por las instalaciones formativas ferrolanas. En estas escuelas reciben cursos cada año alrededor de 3.000 alumnos de la Marina española, tanto marineros como suboficiales y oficiales. De hecho, Ferrol está considerado como el auténtico campus de la Armada en el país, aunque también funcionan otros centros formativos en otros lugares, que también podrían acoger el adiestramiento de las futuras dotaciones de las corbetas, basadas en el modelo Avante 2.200.

Inspección de los navíos

Pero este no es el único aspecto que implicará el acuerdo. Así, está previsto que la Armada española apoye a la saudí en la inspección y aceptación de la construcción de los buques.

Además, durante todo el proceso de fabricación, se le asesorará en la organización, elaboración de procedimientos operativos y de seguridad a implantar a bordo de estos buques. En las fases finales de la construcción, y una vez entregados los buques, la Armada colaborará en el adiestramiento operativo de las corbetas, así como en la evaluación operativa de sus sistemas.

Igualmente, la Marina prestará apoyo logístico tanto a las dotaciones saudíes en España antes del traspaso de los buques, como a los propios barcos, una vez estos sean entregados a la Marina saudí y lleven a cabo sus períodos de adiestramiento en España.

La sociedad mixta entre Navantia y una firma árabe suministrará los sistemas de combate

La empresa mixta que constituirán la firma estatal saudí SAMI (Saudi Arabian Military Industries) y Navantia se encargará de suministrar los sistemas de combate para los futuros contratos de programas navales en el país, como el de construcción de cinco corbetas para su Armada.

Fuentes de los astilleros públicos aseguraron que «la creación de esta empresa conjunta supone una oportunidad excepcional para posicionar los sistemas integrados y soluciones tecnológicamente avanzadas de Navantia en el mercado de Arabia y de su área de influencia, y está alineada con la estrategia de internacionalización de la compañía».

El máximo responsable de la empresa, el gallego Esteban García Vilasánchez, mostró su satisfacción por la rúbrica del pacto entre España y el país árabe en materia de defensa. «El acuerdo firmado entre los dos Gobiernos demuestra este compromiso e impulsa aún más la pronta firma de este contrato», afirmó.

Posición en Oriente Medio

Para Navantia, el acuerdo supondrá, cuando se materialice, un nuevo espaldarazo internacional, ya que el pedido de Arabia Saudí es el de mayor importe de los obtenidos hasta el momento por los astilleros públicos. Además, dará un impulso a la posición de los astilleros españoles en Oriente Medio, un mercado que reporta grandes oportunidades de futuro.

Desde el Gobierno español se espera que el pacto sea rubricado en pocas semanas.