Jorge Sanz: «La factura de la luz bajaría un 30 % si la limpiásemos de costes ajenos»

6 junio, 2018
Comments off
84 Views

La Voz de Galicia

 

Los expertos en transición energética dirigidos por Sanz proponen subir el gasoil y rebajar la electricidad para tomar la senda de la descarbonización

El anterior ministro de Energía, Álvaro Nadal, eligió a un ex director general de Política Energética con el PSOE para dirigir el grupo de sabios que le tendrían que decir en un informe cómo afrontar la transición energética, o sea, el camino hacia la descarbonización de la economía hasta el 2030. Las conclusiones son complejas, porque dibujan escenarios diferentes, pero en resumen proponen eliminar todos los impuestos actuales que gravan luz, gas y carburantes y sustituirlos por otros de índole ambiental. La presión fiscal iría en función, pues, de lo que contamine cada uno. Como consecuencia de esta tesis, el gasoil, por ejemplo, se encarecería un 28 %, pero la factura de la luz doméstica bajaría casi un 7 %. Pedro Sanz intentó resumir la reforma fiscal que proponen en una jornada en Santiago organizada por el Colegio de Ingenieros Industriales de Galicia. En aquel momento, Nadal todavía era ministro.

-Usted fue director general de Política Energética con el PSOE…

-Del 2004 al 2009 con los ministros José Montilla, Joan Clos y Miguel Sebastián, sí.

-Durante la presentación del informe ha apelado en varias ocasiones a los errores del pasado: ¿se refería quizá a las generosas primas a las renovables que se concedieron especialmente durante el mandato de Sebastián?

-En redes, en gasoductos, en plantas de regasificación y en renovables hubo sobreinversión.

-O sea, admite que fue un error conceder tanto dinero público en primas.

-El error estuvo en el sistema de retribución. En el 2007 marcamos el objetivo de alcanzar 400 megavatios fotovoltaicos en el 2010 y para ello se establecieron unas primas generosas. ¿Sabe cuántos se instalaron al final? 3.400. No había límite. Esa burbuja es la que estamos pagando.

-Pero usted estaba dentro del Gobierno: ¿no advirtió a sus superiores lo que podía acabar pasando con esa política tan generosa?

-Yo lo que dije es que había que organizar subastas para repartir los incentivos a las renovables. Yo instauré mecanismos de mercado en todas partes, para fijar el precio de la electricidad (las famosas subastas Cesur), del gas… En las renovables no fue posible, no me hicieron caso.

-O sea, que está encantado con las subastas de renovables que impulsó Nadal.

-Tendrían que estar mejor organizadas, planificadas con más tiempo. También deberían ser tecnológicamente neutrales, que compitan entre sí fotovoltaica y eólica, porque eso te garantiza que se va a instalar la más barata. Puede haber tecnologías no competitivas, como la biomasa, pero es que aporta muchas cosas, como la limpieza de los montes, y eso justifica que se impulsen proyectos al margen de la subasta.

-¿Suprimiría todas las ayudas que perciben las eléctricas?

-No, porque, si para alcanzar el objetivo de renovables es necesario apoyar inversiones no rentables, hay que hacerlo, y pagarlas entre todos, no solo los consumidores eléctricos. Hay que olvidarse de encarecer artificialmente la electricidad.

-Sí, ustedes defienden limpiar el recibo de la luz de todos los costes que no sean estrictamente coste de la electricidad.

-Claro: por razones de solidaridad interterritorial subvencionamos la electricidad de los habitantes de las islas, donde es más caro generarla, y me parece bien, pero no que eso lo paguen el resto de los consumidores eléctricos. Solidaridad, por supuesto, pero eso hay que cargarlo a los Presupuestos. De ese modo, el esfuerzo sería progresivo: en el IRPF paga más el rico que el pobre, pero a través del recibo eléctrico, el pobre más que el rico, porque no tiene más remedio que consumir luz. Todos los costes ajenos de la factura doméstica tienen que ir a los Presupuestos. Si la limpiáramos, bajaría un 27,8 %.

-A ver, mójese: ¿cuándo tienen que cerrar las centrales de carbón? ¿En el 2020, como quiere el presidente de Iberdrola, o ya se verá, como defendía Nadal?

-En la comisión había el consenso de que en el 2030 tendría que quedar muy poco carbón, porque los precios de los combustibles y del CO2 no van a ser favorables. La Comisión Europea tiene instrumentos para forzar el cierre del carbón. Uno es el CO2: controla el mercado de los derechos de emisión y le resulta fácil que suba el precio. Como es la primera comprometida en la descarbonización, está claro que lo va a hacer. Y tiene otro instrumento, que es la directiva de emisiones industriales: puede obligar a las empresas a sustituir tecnologías sucias por limpias. Las empresas, por tanto, tendrán que decidir permanentemente si invierten o no en ese contexto. Intuyo que al ministro no le gusta la probabilidad de que el cierre inmediato de una central de carbón le pueda subir la luz antes de las elecciones. Red Eléctricatiene que decidir cuánta potencia necesita España y la que sobre, cerrarla. Ahora mismo tenemos un 40 % de sobrecapacidad: es todo un lujo.

 

-En el informe avisan de que España no alcanzará el objetivo de renovables en el 2030: ¿qué hay que hacer para conseguirlo?

-El objetivo más laxo para entonces, del 27 %, nos queda un poco justo, a pesar de que nuestro escenario de partida es muy proambiental: combustibles y CO2 caros, mucho esfuerzo en eficiencia… Aun así no llegamos.

-Pero construyendo más plantas de renovables sí, ¿no?

-Pues quizá no. Porque aunque hiciéramos muchos parques eólicos o plantas fotovoltaicas hay un cuello de botella, que es el peso de la electricidad en la demanda final de energía. Representa solo el 25 %, mientras que la mitad es petróleo. Tenemos que ir hacia la electrificación del país y convencer a la gente para que deje de consumir petróleo y gas naturalgravando estas materias con más impuestos ambientales.

-De ahí su propuesta para que el gasoil se encarezca un 28 %.

-Es una simulación de la reforma fiscal, pero los consumidores que tengan coche eléctrico pagarán menos impuestos que los que lo tengan de gasolina o gasoil.