El diésel gana peso entre las cuatro ruedas

11 octubre, 2017
Comments off
18 Views

Faro de Vigo

 

Seis de cada diez turismos funcionan con gasóleo, un porcentaje que sigue al alza

El diésel gana peso en los garajes de la ciudad. Aunque hace años que el parque de coches que funcionan con este carburante supera de forma holgada al de los que recurren a la gasolina, su peso se va asentando de forma constante e ininterrumpida, año tras año. De los algo más de 147.500 turismos registrados por la Dirección General de Tráfico (DGT) en Vigo, casi el 60% funcionan con gasoleo. Su peso no ha parado de crecer en los últimos años. En 2010, por ejemplo, representaba el 55% del total del parque de coches. Entonces la DGT tenía anotados en Vigo más automóviles que en la actualidad -149.700 frente a los 147.500 actuales-, pero contabilizaba 3.200 diésel menos. De los 83.300 que había entonces se pasó a 87.600.

Ese repunte del diésel en los turismos ha ido parejo a una caída de la gasolina que solo se ha logrado frenar en los últimos años. Si en 2010 circulaban por las calles de la ciudad 66.300 coches con este combustible, en 2015 -un lustro después-, habían pasado a sumar 58.900. Tras años perdiendo terreno, la gasolina consiguió repuntar ligeramente en 2016 y el pasado julio sumaba de nuevo alrededor de 59.800 coches en la ciudad.

¿A qué se debe esa tendencia creciente del diésel? Fundamentalmente a la mejora de este tipo de vehículos, que a lo largo de las últimas décadas ha reforzado sus prestaciones de una forma importante. A ese factor se suma un consumo más ajustado y al precio de gasóleo, más atractivo que el de la gasolina. El repunte de este último carburante en los últimos años responde, a su vez, a la incidencia que empiezan a tener entre los modelos del segmento A, los coches ciudadanos. Según señalan desde RACE, el mantenimiento de los vehículos diésel resulta además entre un 20 y 25% más caro.

El club de automovilistas también recuerda que los motores de gasolina han ido mejorando sus consumos. Con respecto a los niveles de contaminación, se considera a los vehículos diésel más nocivos. De hecho el Ayuntamiento de Madrid planteó a principios del año pasado prohibir los diésel contaminantes en la capital para 2020. Un estudio elaborado hace años por el CSIC concluía que las emisiones de los vehículos con este carburante son hasta cuatro veces superiores a los de gasolina similares. Otro informe reciente y publicado por Scientific Reports sostiene sin embargo que los diésel modernos generan menos contaminación en general que los que operan con gasolina.

Donde el diésel es prácticamente residual es en el parque de vehículos con dos ruedas. Entre las motocicletas y ciclomotores la gasolina es de lejos el carburante más empleado, representando el 98% y 99% respectivamente. De nuevo según los datos de la DGT, de las 25.400 motos registradas en la ciudad, solo medio centenar emplean una energía distinta a la gasolina. Entre los ciclomotores el diésel goza de más éxito, pero sin llegar a sumar más de 200 unidades.

Entre los vehículos de grandes dimensiones, el éxito del gasóleo vuelve a ser aplastante. De los 265 buses que la DGT tiene inscritos en Vigo, solo uno funciona con gasolina; mientras que el número de camiones que recurren a ese carburante no alcanza los 200.

Las energías que sí han ganado peso en los últimos años son las conocidas como ecológicas. El número de coches eléctricos -según la clasificación de la Dirección General de Tráfico- por ejemplo se ha duplicado en los últimos tres años, aunque siguen teniendo un peso muy minoritario en el parque local. En sus estadísticas, Tráfico computa un centenar y medio de vehículos “eléctricos” -no concreta si entre ellos incluye a los híbridos-, muy por encima de los apenas 64 que se contabilizaban en 2012.